En un reportaje de Olga Benkó

 
 

Le temen las fieras y los hombres, su casa es la montaña y su techo es el cielo. ¡Oh Francisco, queremos ser tu caza, estrangúlanos contra tu torso escarpado, déjanos descansar en tu abrazo eterno!

 

Francisco Miguel González
Francisco Miguel González
Francisco Miguel González
Francisco Miguel González
Francisco Miguel González
Francisco Miguel González
Francisco Miguel González
Francisco Miguel González
Francisco 
Miguel González
Francisco Miguel González