En noviembre de 2012 Nintendo inició con Wii U la octava generación de consolas, que un año después se completaría con XBOX One (Microsoft) y PS4 (Sony). Tres años después, los tres fabricantes anuncian para este mismo año o a más tardar 2017 nuevas consolas.

Hasta ahora el comprador de una videoconsola tenía la tranquilidad de que su ciclo de vida oscilaba entre los 6-8 años, con lo que la podía rentabilizar bastante bien. Ahora vemos que a los 3-4 años se plantea un cambio, con lo que los ciclos de vida se acortan considerablemente.Vamos, pues a tratar de responder a la pregunta del encabezado viendo que nos ofrecen estas nuevas consolas.

La primera en abrir el fuego ha sido Microsoft con la XBOX One S, ya a la venta, y que se trata de una XBOX One más ligera, un 40% más pequeña, y que corrige algunos de los fallos cometidos por XBOX One cono son la fuente de alimentación (ahora integrada) y la eliminación del Kinect (una rémora en XBOX One). Sí que mejora en cuanto a calidad: resolución 4K, reproducción HDR (Alto Rango Dinámico), y además, incorpora lector de discos Blu-ray Ultra HD.

 

maxresdefault

 

En este caso el dictamen parece claro aun contando con mejoras: rediseño.

Pero Microsoft no para aquí y anuncia para navidades de 2017 una nueva consola: Project Scorpio. No se sabe mucho de ella, pero la idea es construir la consola más potente jamás creada. Pensada para resolución 4K real, para la realidad virtual (Sony lanza su Playstation VR en octubre) y con una capacidad de proceso de 6 Teraflops. Pero curiosamente convivirá con XBOX One y XBOX One S y compartirán catálogo de juegos.

 

project_scorpio-3418985

 

Sois libres de opinar, pero a mí me parece que se trata más bien de una evolución que de una nueva generación de consolas, aunque aún queda más de un año para su lanzamiento y con lo rápido que evoluciona la tecnología puede haber novedades.

Sony por su parte no se ha rezagado y hace unas semanas lanzó PS4 Slim. Se trata de una revisión de la PS4 que destaca por su tamaño (más pequeña y ligera), por su mayor eficiencia energética (consume un 34% menos) y por su precio (más barato).

 

copia

 

El veredicto es claro, ya hemos dicho que se trata de un rediseño.

Al igual que Microsoft, Sony anuncia una segunda consola, puesta a la venta hace escasos días, la PS4 Pro. Se trata principalmente de una revisión de hardware que le llevarán hasta los 4,2 Teraflops (menos que Project Scorpio), y que mostrará gráficos con resolución 4K, lo que permitirá que PS VR (su casco de realidad virtual) sea más fluido. Sony garantiza, como Microsoft, que tanto PS4, PS4 Slim y PS4 Pro, formarán parte de un mismo universo y los juegos tendrán un único lanzamiento. Serán compatibles con HDR y 4K (desde el lanzamiento de PS4 Pro) y la calidad de imagen dependerá de la consola de que dispongas.

 

6-copia

 

La conclusión es clara para mí: se trata de una evolución.

Por su parte Nintendo no ha hecho ninguna revisión de Wii U pero, para que la espera de la nueva consola no se haga tan larga, nos ha regalado a los amantes de lo retro un detallazo: acaban de lanzar una reproducción en miniatura de la clásica NES, la NES Mini Classic, con conexión HDMI y aderezada con 30 de los mejores juegos de su enorme catálogo y que ha agotado sus ventas, dando como resultado que se especule con ella y llegue a precios desorbitados (esperemos su pronta reedición).

 

nes-classic-edition-copia

Pero no nos desviemos, que para marzo Nintendo anuncia la hasta ahora conocida como Nintendo NX, y ya desvelada como Nintendo Switch de la cual solo sabemos lo que Nintendo ha querido desvelar. Se trata de una máquina con la potencia de una consola doméstica y la movilidad de una portátil, con mandos separados para poder jugar fuera de casa. Como consola de sobremesa, esta descansará sobre una base que conectará la consola al televisor. Si la retiras de su base, esta pasa a modo portátil y podrás llevártela donde quieras. Los mandos, llamados Joy-Con, se podrán acoplar a la pantalla y usarlos como portátil.

6hb

 

Una vez más Nintendo ha innovado y ahora está por ver la aceptación por parte del público, que de momento parece más que positiva, aún sin saber nada de su potencia y si podrá estar al nivel de sus competidores. Lo que si es cierto, es que uno de sus inconvenientes en Wii U, como era el escaso apoyo de las “third partys” (empresas que desarrollan juegos multiplataformas), ha desaparecido, ya que Nintendo ha asegurado que hasta 48 compañías se han propuesto trabajar con ellos.

Otra de las novedades que han desvelado es que regresan los cartuchos o tarjetas, al estilo de las de 3DS, de mayor capacidad de almacenamiento y más resistentes a una rotura, así como de menor coste de producción, lo que debería repercutir en un menor precio final.

Nintendo afirma que el 13 de enero en un evento en Tokio desvelará otros aspectos de la consola, como juegos precio, fecha exacta se habla de marzo de 2017) y, esperemos, que potencia y otros aspectos técnicos. Así que hasta entonces sólo nos queda esperar y soñar con algo distinto.

Salto generacional o rediseño, en este caso la conclusión también es clara: no tenemos todos los datos, y aunque es algo nuevo, tampoco parece que podamos hablar de salto generacional, aunque yo estoy deseando que se abra el periodo de reservas para hacerme con una.

Recapitulemos pues: tal vez el ciclo de las consolas como lo entendemos hasta ahora haya acabado. La tecnología avanza cada vez más deprisa y puede que el futuro de las consolas vaya encaminado en la misma línea de los móviles, actualización de hardware de forma continuada, aplicándose los avances conforme se vayan produciendo.

Visto lo cual la pregunta debería ser: ¿vale la pena tanta calidad gráfica si luego se cuentan con los dedos de la mano los juegos que realmente merecen la pena?

Pero eso daría para otro post….

 

JOTAPE