FAUSTO TARANTO es un grupo de metal con tintes flamencos formado en Granada por músicos experimentados provenientes de bandas como Hora Zulú, Edad de Bronce o Kronnen. Su música está influida por el rock andaluz de bandas como Triana y por la experimentación del disco “Omega” de Enrique Morente y Lagartija Nick. Su primer disco “El círculo primitivo” ha sido mezclado por Manuel Ángel de Estirpe y por Jeff Mallow, guitarrista de Serj Tankian de System of a Down, y cuenta con las colaboraciones, entre otras, de la guitarra flamenca de José Enrique Morente y la voz de Manuel Martínez de Medina Azahara. La banda está de gira y hemos hablado con Paco Luque e Ismael de la Torre, guitarra y vocalista del grupo, respectivamente.

 

EL MARRAJO: FAUSTO TARANTO ha sabido fusionar el rock más duro con el flamenco, recogiendo la herencia de grupos como Triana, Smash, Medina Azahara o Morente con Lagartija Nick que comenzaron a unir el rock, en mayor o menor medida, con el flamenco y actualizando su propuesta. Aunque no sois pioneros en este camino, ¿os veis como un grupo raro en el panorama musical actual? ¿Os parece que ha habido que inventar una etiqueta, la de “Metal Flamenco”, para poder definiros?

PACO LUQUE: Bueno, nosotros claro que nos consideramos una banda distinta, rara u original dentro del panorama musical, puesto que lo que hacemos casi nadie o nadie lo hace, porque no estamos en la ortodoxia de ningún estilo, ni del rock, ni del flamenco como tales y no te digo nada fuera ya de Andalucía. Eso nos alegra, porque a veces echa uno de menos la falta de originalidad o de propuestas con mayor o menor riesgo, pero al menos nuevas y diferentes, eso no está exento de calidad o de capacidad para llegar a cualquier oído predispuesto a conocer cosas nuevas, hay gente que a sí misma se impide descubrir nuevas bandas porque siguen un patrón tanto estético como musical y no ven más allá, nosotros por como somos, por ser ante todo amantes de la música, preferimos formar parte de los gustos de la gente que simplemente escucha y le toca la fibra, sea cual sea la en ese momento está escuchando sin importarle el estilo o el tipo de música.
ISMAEL DE LA TORRE: Yo no considero que seamos un grupo raro, todo lo contrario, somos un grupo que podemos llegar a cualquier oído, sin importar edades o gustos musicales hemos conseguido Acercar nuestra música a mucha gente de muchos estilos, tanto a los que no les gusta nada el “metal” como a los que no les gusta nada el flamenco pueden gustarle las canciones de Fausto Taranto pues las melodías y las bases musicales llegan a la primera escucha y son bastante pegadizas. Respecto a que se invente un estilo musical para definirnos no lo veo mal, ya que es cierto que nadie hace musicalmente la mezcla que nosotros llevamos a cabo pero tampoco creo que mucho en las etiquetas musicales…

 

EL MARRAJO: Aunque sois un grupo de metal y los sonidos de guitarras poderosas están muy presentes, se nota que las melodías y las letras están muy cuidadas y vuestras canciones podrían funcionar muy bien, incluso, sin guitarras eléctricas, ¿os habéis planteado en algún momento preparar un concierto acústico?
PACO LUQUE: Sinceramente odio los acústicos, no sé si hablo como Paco Luque o en nombre de todos mis compañeros, porque algunas veces hemos hablado de esto… Siempre he pensado que cuando haces una cosa por inspiración y de esa forma, por la cual la has grabado con fuerza, si otra persona quiere hacer una revisión acústica de algún tema en especial, en este caso nuestro porque le atrae la idea, lo veo perfecto. Pero, en mi caso, si algo te imprime fuerza y tensión, es porque lo sientes así, te gusta tocarlo con garra y adrenalina, descafeinarlo por el mero hecho de que tenga melodía a mí en particular no me agrada particularmente… y para nada suena igual.. a menos que ese tema se haya compuesto acústico desde primera hora. No descarto que alguna vez tuviéramos que preparar algún que otro tema, pero no veo un concierto a día de hoy así… Y ojalá no me pongan esa opción por delante en mucho tiempo jajaja
ISMAEL DE LA TORRE: Ya he dicho muchas veces que nuestras canciones, o la mayor parte de ellas se podrían trasladar a casi cualquier estilo musical y se adaptarían bastante bien. En cuanto a los acústicos, he tocado en acústico mucho tiempo y sigo haciéndolo con Quini Almendros, creando canciones para que sean tocadas en acústico, no como la mayoría de los grupos que dicen de hacer un acústico y parece que están haciendo la versión eclesiástica de su propia cancion. Cuando decidimos empezar en este proyecto estábamos bastante convencidos de lo que queríamos hacer y si a Fausto Taranto le quitas la parte eléctrica perdería toda la esencia y se convertiría en un grupo más de “flamenquito”, cosa que evitamos a toda costa.
 fausto taranto

 

EL MARRAJO: ¿Os consideráis una banda accesible para todos los públicos o pensáis que hace falta una sensibilidad especial y haber hecho un proceso previo de escucha de otros grupos para valoraros en vuestra justa medida?
PACO LUQUE: Efectivamente, como decía antes, somos accesibles a todos los públicos que no siguen una única corriente sino que se dejan guiar por el corazón, de ahí la variedad tan grande de seguidores de todas las edades y estilos que cada vez se unen mas a nuestra música… Sí que es verdad que mucha gente nos ha dicho que al principio, incluso antes de escucharnos, venían un poco con prejuicio al leer u oír hablar de la fusión que practicamos, pero que quedaban enganchados porque al final, lo que cuenta más que los sonidos, son las canciones en sí… Cuando los temas son buenos, da igual si es pop, rock, étnico o cualquier tipo de música… Vivimos unos tiempos al menos aquí, en que ya no solo se debe valorar la originalidad de una banda, sino que encima toquen sus propios temas visto lo visto…
ISMAEL DE LA TORRE: Las canciones pueden llegar a cualquier persona gracias a las bases y a las melodías, y el que sean dos músicas tan diferentes y tan “extremas” no ha hecho nada más que llamar la atención para bien y que la gente nos escuche con sorpresa o curiosidad, ya que no es muy típico escuchar un “quejio” con un atronador riff de guitarra como los que trae Paco Luque. Así que creo que no hace falta tener una sensibilidad especial ni nada de eso, basta con que te guste la buena música para entendernos.

 

EL MARRAJO: El principio de vuestra canción “A capa y espada” recuerda en algunos momentos la batería y los sonidos étnicos de “Aerials” de System of a down, ¿cómo ha sido trabajar en Los Ángeles con alguien tan cercano a Serj Tankian como Jeff Mallow?
PACO LUQUE: Bueno, nosotros no hemos tenido ningún tipo de influencia en ese sentido, cuando los temas estaban hechos para el maxi, yo conocía a Jeff de años antes y se ofreció a mezclarlos desde su estudio en L.A., vía dropbox se enviaban las pistas y el nos reenviaba el material ya mezclado, esa fue la forma que empleamos para trabajar con el, es verdad que para alguien que mezcla el metal con la música de su tierra natal le llama mucho la atención lo que hacemos, para mí es un orgullo, pero sobre todo mi amistad con Jeff que es un tipo excepcional y un gran músico, hace poco me visitó en Granada junto al teclista de Serj Tankian y estuvimos hablando de este tema y también le gustaba mucho la banda. Es muy emocionante, la verdad, pensar lo grandes que son y que uno ande por las teterías de la calderería a nuestro aire como músicos y amigos sin más.
ISMAEL DE LA TORRE: Coincido con Paco en todo lo que dice, añadir que es un orgullo muy grande que alguien tan importante dentro del panorama “metal” le guste lo que haces y quiera formar parte de tu proyecto.

fausto-taranto-e1416846702385

EL MARRAJO: La fuerza de vuestro directo, con ocho personas en el escenario, es una de vuestras señas de identidad, ¿cómo es un concierto de FAUSTO TARANTO?
PACO LUQUE: Muy intenso… Nosotros desde el principio queríamos apostar por llevar flamencos en el escenario, las voces femeninas y el guitarrista hacen que haya muchos colores en el repertorio en distintos tramos del repertorio, no se echa en falta nada del disco y a la vez se acopla como un engranaje perfecto a la fuerza que nosotros imprimimos con el metal, Es la parte que aporta lo original de nuestro estilo y lo carga de emotividad cuando ellas se lanzan dejando al personal como anoche delante de más de 7.000 personas en el festival de Rock Andaluz que abrimos en el Auditorio de la Cartuja de Sevilla. La puesta en escena nos encanta y cuando la cosa depende de nosotros y podemos poner los elementos necesarios en el escenario, se nota magia desde una simple foto hasta el impacto visual que le causa al personal en el momento del concierto..  Y no te digo nada si nos hace una invasión de las tablas alguien tan grande y especial como la bailaora Fuensanta La Moneta.. Que es una de las mas importantes colaboraciones de nuestro disco junto con Manuel Martínez de Medina Azahara) como en la pasada actuación de la sala El Tren de Granada en la presentación de nuestro primer disco,  como todos pueden ver en nuestras redes sociales. Hay una gran diferencia entre un concierto nuestro de este año y el pasado, porque hemos evolucionado rápidamente y puliendo cosas, no te digo nada lo que será cuando pase mas tiempo y un segundo disco que amplíe el repertorio y nuestro estilo.
ISMAEL DE LA TORRE: Sin lugar a dudas Fausto Taranto es un grupo creado para tocar en directo y que sorprende y gana muchísima fuerza encima de las tablas con respecto al disco. Somos muy viscerales cuando tocamos y las partes agresivas son más agresivas al igual que las partes flamencas tienen más fuerza, además de que en directo yo me desgañito y imprimo a la voz mucha más fuerza y garra que en el estudio que todo es más frío. Con respecto a llevar a tanta gente en el escenario es muy importante, tanto a la puesta en escena, ya que visualmente las coristas y él guitarra flamenco visten mucho, también son imprescindibles en nuestro sonido, ya que aunque a veces parezca que no están son los que le dan ese aire “andaluz” o ese puntito que nos falta para “aflamencarnos” a el resto de la banda y dar un color diferente al de cualquier banda de metal. Que aunque mi voz ya nos diferencie bastante, los flamencos le dan un color muy bonito al resultado final.

Muchas gracias.